Paciencia

Estaba en casa. Llovía muy fuerte pero igual para mí era necesario ir al lugar de la luz, para recibir el consejo y la estrategia porque debía enfrentar estos nuevos sucesos que me acontecían.

Entonces le hablé a Dios en oración, pidiéndole que me permita ir a la casa de la luz a pesar de la lluvia.

Al término de mi breve oración, recibí palabra que decía: -Yo te permito. Deberás tener paciencia-.

Luego, esperé que se haga la hora de partida, y cuando llegó, aunque aún llovía muy fuerte, comencé a caminar porque quería llegar a tiempo; si Dios me dijo que debía ir, era obvio que la lluvia cesaría pensé.

Pero cuando estuve a la mitad del camino, se desató una gran tormenta. Corrí unos metros hasta un techo. Mojado, triste y confundido le pedí a Dios que por favor haga cesar la lluvia. Entonces al instante se calmó un poco y comencé a caminar hasta que la lluvia se detuvo por completo.

Mientras yo me gloriaba de mi fe, nuevamente recibí palabra que decía: -¿Crees que fue tu oración?- Yo contesté humildemente: -Te lo pedí y vos lo hiciste-.

Y otra vez me habló: -pero estás mojado-, -Sí- contesté y me dijo: -Si hubieras tenido paciencia, ahora estarías seco-.

.

Licencia Creative Commons
Paciencia por Sebastián Colotto se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s