Ciudadanos de una mente

La mente es como una ciudad: un día te cruzás con alguien a quien no esperabas; otro día podés planear una cita. Es una gran ciudad tan conocida como llena de sorpresas. También podés encontrar barrios periféricos que antes no conocías, o que no querías conocer. Y como siempre la plaza central bien ordenada y limpia… en apariencia.

Un día vas caminando por el centro y te encontrás con un viejo amigo: Análisis, y como sabés que tenés unos minutos libres, pensás que no estaría nada mal pasarlos con ese amigo. Caminan por la calle de la memoria y sin querer entran al barrio de los malos recuerdos. Entonces, mientras miran las casas y la gente Análisis comienza a llenarte de preguntas:

-¿Por qué tu familia es así? ¿Por qué siempre fueron de ese modo? ¿Cuándo comenzó a desmoronarse todo? ¿Cómo hubiera sido todo si en lugar de aquello hubiera pasado otra cosa?…

Entonces te frenás. Y antes de continuar decidís dejar a tu amigo donde está:

-No sé, no tengo todas las respuestas. Tampoco es mi obligación tenerlas. Me tengo que ir a estudiar. Cualquier cosa te llamo…

Después te das cuenta que te alejaste mucho, y que va a costarte llegar hasta la Universidad, entonces podés tomarte un coche…

-¡Taxi!… A la Universidad.

El taxista te mira abordo desde el retrovisor mientras conduce, y te sugiere:

-Feo barrio éste ¿no?

-Si, deja mucho que desear. Hay algunas casas nuevas, siempre está creciendo, pero me parece que nunca va a cambiar.

-No creas, hay que saber esperar. Te lo digo yo que soy el Optimismo.

-¡¿Cómo es posible que un hombre profesional como usted esté manejando un taxi?!

-Yo se que no siempre voy a estar acá. De otra forma me llamaría Pesimismo ¿no?

-Si, debe ser… me bajo acá.

Entonces ahí están tus compañeros de estudio: Razonamiento, Intelecto, Ciencia y los otros. Pero antes: El celular. Un mensaje. Es de Análisis que dice:

-¡Tengo una conclusión!…

-¿Cual es?

-La vida fue así, ahora hay que mirar para delante… en un rato cuando estés leyendo voy para allá.

-OK.

 

 

Licencia Creative Commons
Ciudadanos de una mente por Sebastián Colotto se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s